Una amiga me ha enviado una imagen -es probable que alguno de ustedes la haya recibido porque estas cosas se difunden con una rapidez asombrosa por los modernos sistemas de comunicación o de desinformación, según se mire- en la que se ve el pedestal de la escultura que preside la plaza de las Tendillas. Aparece la imagen de un caballo sobre el que no hay jinete. Gonzalo Fernández de Córdoba, conocido como el Gran Capitán, se ha marchado buscando alivio para la solanera de esta canícula que soportamos en estos días en que se ha constituido el nuevo Parlamento de Andalucía, salido de las urnas del 19 de junio.

Jesús Aguirre, diputado por Córdoba, hasta ahora consejero de Salud y Familias se ha convertido en el flamante presidente del nuevo parlamento al arrancar la XII legislatura. Don Jesús reúne condiciones para desempeñar la misión que su partido le ha encomendado. Es persona dialogante, con pocas aristas, capaz de alcanzar acuerdos con quienes no comparte planteamientos ideológicos, es afable y campechano, capaz de referirse al resto de las dosis de las vacunas, como un culillo.

Será quien dirija los plenos y modere los debates. Tendrá que aplicar el reglamento y señalar a cada cual sus derechos y también sus limitaciones como diputado o miembro del gobierno. No me cabe duda de que lo hará con temple, aplicando el margen que la normativa le da y con generosidad. A veces, los parlamentarios en la tribuna creen que un minuto más de tiempo es poco menos que cosa de vida o muerte.

Se ha formado una mesa en la que por mor del reglamento han de tener presencia todos los grupos parlamentarios y, a veces, cuando se aplican las matemáticas a los resultados electorales, configurar ese órgano, que tiene una gran importancia porque es el encargado de preparar los órdenes del día y calificar las propuestas de los grupos, no resulta fácil.

El acuerdo alcanzado supone que Jesús Aguirre la preside, en su condición del presidente de la cámara, la diputada del PP Ana Mestre es la vicepresidenta primera, la socialista Irene García vicepresidenta segunda y la parlamentaria de Vox Mercedes Rodríguez vicepresidenta tercera, al haberle cedido el Partido Popular, la segunda de las que le correspondían en virtud de los resultados electorales.

Los secretarios serán Manuel Andrés González, del PP; Noel López, del PSOE y José Ramón Cardona, del PP. Habrá una vocalía, con voz y sin voto, para Alejandra Durán de Por Andalucía. Se cumplirá así la norma de que todos los grupos parlamentarios estén representados en este órgano. Queda fuera Adelante Andalucía, al tener dos diputados y ser necesarios un mínimo de tres para constituir grupo parlamentario.

La tarea que Aguirre tiene por delante no se presenta complicada, tiene mayoría en la mesa: cuatro integrantes populares, dos socialistas y uno de Vox, a la hora de votar Por Andalucía no cuenta. En la cámara los cincuenta y ocho diputados del PP dan sobrada cobertura al gobierno. Ahora podrán aprobarse los presupuestos y sacar adelante las propuestas legislativas de los populares. Esperemos que esa mayoría ganada en las urnas no se les suba a la cabeza. Moreno Bonilla, con buen criterio, pedía humildad en medio de la euforia de la noche electoral.

(Publicada en ABC Córdoba el viernes 22 de julio de 2022 en esta dirección)

Comparte
Deje un comentario