El presidente de la Junta de Andalucía ha decidido adelantar unos meses la convocatoria de elecciones, antes de agotar la legislatura, y en los partidos se intensifica la lucha por hacerse con un sitio en las listas que el 19 de junio los andaluces votaremos. La lucha para confeccionarlas será muy dura, enconada en algunos casos, porque en esa pugna por hacerse con un lugar en la lista son muchos quienes se consideran con méritos para ocupar un puesto que garantice un escaño. La provincia de Córdoba elegirá a doce de los ciento nueve parlamentarios andaluces y en la actual Cámara, tras los resultados de las elecciones de 2018, esos doce diputados se distribuyen así: cuatro el PSOE, tres el PP, dos Ciudadanos, dos Adelante Andalucía y uno VOX.

A la complejidad de la confección de las listas se suma el hecho de que, desde hace algunos años, se han impuesto las llamadas listas cremallera, lo que significa que han de formarla, alternativamente, un hombre y una mujer y eso supone, en algunos casos, serias dificultades. Parece ser que la candidatura del PSOE estará encabezada por Isabel Ambrosio, aunque entre la consulta realizada a las bases no quedaba muy bien parada -esas consultas a la militancia de base no dejan de ser una falacia, en este y otros asuntos partidarios, porque el criterio que prima es el de la ejecutiva- y a partir de ahí seguirá un hombre, después una mujer y… poco más de seguridad porque los cuatro diputados de 2018 podrían no salir, según apuntan los sondeos.

La pérdida de votos del PSOE parece ser una de las realidades que se materializarán el 19 de junio, aunque en asuntos electorales, como ocurre con los testamentos, hasta que no se abren las urnas puede haber sorpresas. Desde luego, los socialistas lucharán por mantener sus cuatro escaños.

Por lo que respecta al PP, todo apunta a que su cabeza electoral será Jesús Aguirre, el actual consejero de Salud. Eso significa que la segunda de la lista será mujer, por aquello de la cremallera, y en tercer y cuarto lugar tendremos otro hombre y otra mujer. El PP puede, siempre según los sondeos, pasar de tener tres a cuatro diputados, los más optimistas apuntan a cinco, ante la anunciada debacle de Ciudadanos, que se quedaría sin representación por Córdoba.

Otro tanto, quedarse sin representación, es lo que va a ocurrirle a Adelante Andalucía, la marca con que concurría Podemos a las elecciones andaluzas. La fragmentación del voto entre las formaciones de extrema izquierda será una de las cuestiones que les pase factura. Veremos quien encabeza la candidatura para luchar por un escaño porque volver a repetir los dos diputados de 2018 parece que no está a su alcance.

Por último, nos encontramos con VOX, cuyos resultados, según auguran las encuestas, serán superiores a los de los anteriores comicios. Todo apunta a que tienen al alcance de su mano dos escaños. Los más optimistas aspiran a tres. Veremos quién es su cartel electoral y qué resultado final obtienen. Esto, con ligeras variaciones, es lo que apuntan los sondeos. Luego, cuando se abran las urnas puede haber alguna sorpresa, como puede haberla en la confección de las listas. La batalla ha comenzado.

(Publicada en ABC Córdoba el viernes 29 de abril de 2022 en esta dirección)

Comparte
Deje un comentario