Última columna publicada

Hay una marcada tendencia en el ser humano a buscar un culpable de los males que nos aquejan. Ocurre tanto a nivel colectivo como individual. La búsqueda, a lo largo de la historia, de lo que se ha denominado como chivos expiatorios —persona o colectivo sobre quien se hacen recaer culpas ajenas, casi siempre para.. seguir leyendo →

Columnas anteriores

Vaya por delante que la palabra “esculturifobia” no está admitida por la Real Academia de la Lengua. Pero siendo su lema fijar, limpiar y dar esplendor a la lengua española, terminará por admitirla porque el fenómeno del odio a las estatuas y la destrucción de las que representan la imagen de determinados personajes del pasado.. seguir leyendo →

En los circos que nos acompañaron en nuestra infancia y adolescencia el mantenedor, que era figura principal en las actuaciones animando al público con su verbo, llevaba al culmen de la emoción en el momento en que los trapecistas acometían los números más llamativos y peligrosos. Finalmente se iba al «más difícil todavía». En el.. seguir leyendo →

Mañana es seis de septiembre. Hace casi quinientos años —exactamente cuatrocientos noventa y ocho— Juan Sebastián Elcano llegaba a Sanlúcar de Barrameda. La Victoria superaba la barra formada por los aluviones del Guadalquivir en su desembocadura y anclaba en aquellas aguas, desarbolada y con una importante vía de agua. Elcano y los diecisiete hombres que.. seguir leyendo →